ORO Espíritu y naturaleza de un territorio

Tigre mariposa

Tigre mariposa

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Mangos de corazón

Mangos de corazón

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Raúl

Raúl

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Maloca

Maloca

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

La reina del bambuco

La reina del bambuco

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Frailejones

Frailejones

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Araracuara

Araracuara

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Vendedores Ambulantes

Vendedores Ambulantes

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Guaduales

Guaduales

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Valle del cocora.

Valle del cocora.

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Isla fuerte

Isla fuerte

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Tierra caliente

Tierra caliente

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Sierra nevada

Sierra nevada

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Santiago de Cali

Santiago de Cali

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

RÍo Caquetá.

RÍo Caquetá.

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Pajaritos

Pajaritos

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Musa paradisiaca.

Musa paradisiaca.

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Luz azul

Luz azul

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Licualas

Licualas

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos

Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Flores

Flores

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Emperador azul

Emperador azul

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Costa pacífica.

Costa pacífica.

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009

Catleyas

Catleyas

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Cartagena de Indias

Cartagena de Indias

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Carlos Rojas

Carlos Rojas

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Ballenas Jorobadas

Ballenas Jorobadas

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Aurelio Arturo

Aurelio Arturo

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Ocobo

Ocobo

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Alicia adorada - Juancho Polo

Alicia adorada - Juancho Polo

Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009 Pedro Ruiz Artista plástico colombiano

Aurea

Aurea

Joya elaborada por Adriana Henao - Áurea - Joya elaborada con ORO ecológico - Acrílico sobre madera / 45.5 cm X 41 cm / 2009

 

ORO: Una obra colectiva

 

ORO: Espíritu y naturaleza de un territorio se podría considerar una obra colectiva, pues muchas personas intervinieron en la conceptualización de las piezas que lo componen.

 

Me limitaré a describir el proceso creativo de algunas de las obras por considerar importante compartir sus procesos.

 

Los primeros cuadros fueron realizados como un trabajo que describía aspectos de experiencias personales. El árbol rosado por ejemplo, es un recuerdo de un viaje que abarcaba varias regiones de Colombia y, según me han aclarado recientemente, debió ser durante el mes de mayo cuando florecen  los robles y el matarratón. No pinté ninguno en especial, solo quería recordar el color de ese mar de flores.

 

El vendedor ambulante es un homenaje a tantos de ellos que pueblan mis calles cada día, tratando, en circunstancias muy difíciles, de llevar una vida digna.

 

Muchos otros cuadros por otro lado, son retratos de lugares o vivencias que otras personas llevaban en el alma. Los guaduales, por ejemplo, fueron sugeridos de manera terminante por un amigo que me aclaró que somos el país de la guadua.

 

Otro amigo también, me obligó de manera muy amorosa a observar detenidamente  las fiestas que en el mes de junio se celebran en el departamento del Huila y así hacerme merecedor del honor de pintar La reina del bambuco.   

 

Con el firme objetivo de entusiasmar mi creatividad y ver realizado un cuadro sobre el tema, una familia entera insistió en relatar y compartir conmigo imágenes y videos sobre la tremenda experiencia que es observar las ballenas jorobadas que llegan a nuestra costa pacífica por el mes de julio para formar sus familias.

 

Toda la atención que le presto al mundo y a la sabiduría indígena en las obras tituladas Maloca, Sierra Nevada y Tigre Mariposa se lo debo a una dama muy respetable de la India, que me aseguró que debíamos frecuentar los árboles y consultar la sabiduría de nuestros pueblos nativos. Algunos amigos antropólogos ocupados en la preservación de nuestras selvas, imposibles de reforestar si son destruidas, han colaborado conmigo en la tarea.

 

Y fue así que me  encontré con el otro nombre de los pájaros y recordé el profundo valor de nuestros artistas y el verdadero sentido de nuestros poemas. ORO fue un trabajo que, a medida que se desarrollaba, iba abriendo los corazones de la gente que se acercaba, permitiéndome  descubrir  el verdadero oro de esta parte de la tierra en que me tocó nacer.

Sobre el proyecto ORO

 

El proyecto ORO hace parte de la serie Desplazamientos, una propuesta que se plantea como testimonio del destierro forzoso que sufren millares de personas por causa de la violencia en el territorio colombiano. El trabajo adelantado hasta ahora muestra una infinidad de variaciones sobre un mismo tema, un personaje que  lleva en su barca el recuerdo del paisaje que le ha sido arrebatado.

 

En el año 2004 se realizó la primera exposición conformada por 25 obras de gran formato. Gran parte de las imágenes representaban canoas cargadas de matas de plátano de color rojo haciendo de esta manera alusión a la violencia. Uno de los visitantes de la exposición, un niño de 8 años, interpretó el rojo como una señal no de odio si no de alerta, Colombia es un país con mucho amor. Me refiero a esta anécdota porque es ella, en su inocencia y  aparente ingenuidad, la que da origen a la concepción de este nuevo trabajo.

 

Colombia es un país de paradojas,  los medios de comunicación lo muestran, de manera casi exclusiva, como un país en conflicto. Sus innumerables problemas de violencia son material de análisis y estudio y tema de primera plana para diarios y noticieros nacionales y extranjeros. Y sin embargo, el visitante que llega por primera vez a estas tierras se encuentra enfrentado a una situación inesperada. Colombia es también un mundo acogedor de paisajes esplendorosos habitados por personas afectuosas.

 

Las historias de guerra tienen su espacio ganado, los medios están ávidos de ellas y son una exigencia de las prácticas culturales contemporáneas. Entretanto nuestra verdadera identidad y la memoria de nuestro paisaje interior se pierden cada vez que cruza nuestras fronteras.

 

Tomando como base todo lo anterior y el trabajo ya realizado, ORO se proyecta como una instalación que enfoca la violencia de manera diferente, atenuando su influjo para, de esta manera, generar un espacio que permita observar nuestra más profunda naturaleza. Esta nueva propuesta quiere invitarnos a reflexionar sobre los diferentes valores que a lo largo de siglos han permitido conformar una nación.

 

Por último, es preciso anotar que los diferentes componentes de ORO son trabajados de manera integral durante el proceso creativo para lograr una muestra coherente y rigurosa tanto en su aspecto formal, como conceptual. Concebida dentro del marco de identidad y territorio, ORO es una obra que, con el apoyo logístico y económico de diferentes estamentos de la sociedad, podrá difundir tanto dentro del país como en el exterior, una mirada diferente sobre nuestra realidad. Una mirada que pueda hacer parte de la solución y no del conflicto.           

 

                                                                                                                      Pedro Ruiz

El árbol  orfebre

 

Entre las especies arbóreas de América del Sur hay un ejemplar único de Gigantis Aureus: es un gran árbol cuya corteza, ramas, flores y frutos son de oro. Sus profundas raíces se alimentan de las vetas subterráneas del precioso metal, que transmutándose asciende por la savia hasta su copa. Su resplandor es muy distinto al de los otros oros pues este no conoce cianuros ni mercurio. Parece que solo existe un ejemplar de esta especie que siempre está recorriendo las selvas; lo han visto brillar en la Serranía del Baudó bajo un aguacero y en el Orinoco, cruzando del Atabapo al Río Negro por Taroa. Dicen que también lo han visto en el Amazonas en los alrededores de Iquitos y en la desembocadura del Madeira. Han percibido sus destellos entre la bruma de los raudales del apaporis o envueltos en nubes de mariposas en las vertientes del Sinú y del Cauca. También lo han visto en la Sierra nevada de Santa Marta, en el mar de las montañas quimbayas y en los bosques terciarios de los páramos andinos. Siempre lo acompaña una tribu de joyeros; son ellos los que con las fórmulas milenarias de su secreta orfebrería construyen durante los días en que el árbol descansa la delicada joya de su aroma y otras que portan en cifrados signos todos sus sueños. Desde hace siglos estas joyas se las han dejado en custodia a los indígenas que danzan y bailan al verlo pasar y adquieren los poderes del vuelo al tocar el sagrado metal.

 

Arbol diseñado y construido por la joyera Adriana Henao.

EL TIGRE MARIPOSA

Daniel Matapí

 

“Cuando uno habla de ese personaje, está hablando de un símbolo poderoso de la naturaleza y de los grupos étnicos de la amazonía.”

 

“Él, como animal, es el poderoso de la naturaleza, en él está concentrado el poder y es muy valioso dentro del mundo chamanístico”

 

“El chamán se convierte, en pensamiento, en tigre y viaja para ver su territorio y así poder cuidar a su pueblo de los malos pensamientos del mundo”

 

“Para la conservación de esta especie tenemos normas internas y en la actualidad que son la ley de origen bajo las cuales actuamos de manera justa. Sabemos que el animal se entrega cuando quiere morir rugiendo de manera especial o andando cerca de las casas donde, por leyes naturales, no debe andar. Pero de todas maneras hay que dialogar y hablar con los dueños terrenales, sus jefes, para poderlo eliminar”

 

“Los que andan por medio del tigre son los grandes chamanes, ellos tienen el poder de comunicarse a grandes distancias y sanar enfermos de manera espontánea a diferencia de los curanderos que deben recurrir a plantas y rituales.”

 

“ Siempre ha habido comunicación entre los grandes chamanes, los conocedores de las diferentes regiones de la selva. Con la llegada del hombre blanco este poder de comunicación se está debilitando, así como el poder de curar, pues al tomar medicamentos el cuerpo cambia.”

 

“Nos dicen que somos una región pobre pero no se dan cuenta lo que es en realidad la pobreza, en la amazonía hay mucho conocimiento y además usted puede andar libre sin que le cobren un peso .”

 

                                                                                      Daniel Matapí

Indígena Matapí

Amazonía Colombiana

Áurea

Arbol diseñado y construido por la joyera Adriana Henao.

VARIOS MONTAJES

Centro de las Artes– CONARTE –  Monterrey, México

Julio, Agosto 2018

Museo Regional de Cholula, Puebla -México

MARZO 2018

Festival Internacional de cine de Amiens, Francia

Noviembre 2017 - Enero 2018

Centro Cultural las Condes – Santiago de Chile

Octubre 2017

Ciudad de México, México - Casa Colombia 

Julio 5, 2017 - Agosto 31, 2017

Manizales, Colombia - Museo de Arte de Caldas

December 15, 2016 - Enero 30, 2017

Londres, Inglaterra - Maddox Gallery 

 

Octubre 26, 2016 - Noviembre, 2016

Rio de Janeiro, Brasil - Museu dos Correios

 

27 de julio - 15 de septiembre 2016

Sao Paulo, Brasil - Memorial de América Latina

 

Marzo 18, 2016 - Mayo 18, 2016

Brasilia - Museu dos Correios

 

Diciembre 3 2015 - marzo 15 2016

Jakarta, Indonesia - Galería Nacional de Indonesia

 

Marzo 2014

Tokio, Japón - Galería MC Forest

Diciembre 5, 2013, enero 2014

Roma, Italia - Real academia de España en Roma 

Diciembre 5, 2012, enero 2013

Popayán, Colombia - Festival de Música Religiosa de Popayán 

Abril 2012

Santa Marta, Colombia - Museo Bolivariano

Marzo 2011

Oaxaca, México - Centro Cultural Santo Domingo de Oaxaca, 

Marzo 2010

Foro Económico Mundial WEF- Cartagena (2010)

Galería el Ateneo 19 Madrid, España (2010)

Alianza Francesa de Bogotá – Sede Chicó. (2012)

Museo de la Inquisición. Cartagena (Marzo 2013)

Claustro Santo Domingo de Cartagena (2010)

Bogotá, Colombia - Museo de Arte Moderno - Mambo

Marzo 2009

Galería Arte Consultores, Bogotá 

Abril 2009

VIDEOS EXPOSICIÓN Y MONTAJE

Realización: Plug Producciones

Música: Adrian Alemany y Carlos Polania

Composición realizada especialmente como diseño sonoro para el montaje de la Exposición ORO.

Una Producción de ORO

  • Instagram Social Icon
  • Pinterest Social Icon
  • Facebook icono social
  • Facebook icono social